Nuestro Equipo

Ivette

Soy Ivette. Nací en Guatemala pero he vivido en Miami la mayor parte de mi vida. Tengo 17 años de casada. Soy mamá de Christopher, Adrián y Snoopy (mi Shitzu). Mis hijos aman los deportes y cuando me abrazan soy la persona más feliz del mundo. Me cuesta mucho dejarlos solos... pero mucho. Me he dado cuenta que lloro bastante, pero he llegado a la conclusión que siempre es por amor a los demás. Me gusta dar regalos muy personales. Si sé que tengo que hacer mil cosas y una amiga me invita a comer, me olvido de todos mis oficios y voy. Siempre tengo el pelo suelto. Siento que tengo el poder de cambiar el mundo y lo quiero hacer. Me gusta creer que todos los días tienen algo bueno. Soy un trabajo de Dios en progreso y amo mi vida imperfectamente perfecta.

Marlene

Soy Marlene Salomé. Tengo 5 hijos y un esposo guapísimo. Casi nunca me pierdo un amanecer. Me gusta mucho leer y uso lentes de rayas. Creo que los aceites esenciales curan todas las dolencias y que no hay nada como el aceite de coco. Me gusta ir al cine y comer muchas cotufas. Y los domingos a las 5 de la tarde ya estoy en mi cama. Cuando río suena duro y cuando estoy brava se me pone roja la nariz. Me gusta imaginarme videos y hacerlos realidad. Pinto cosas con sentido y cosas sin sentido. Escribo en mis cuadernos todos los días. Mis hijos piensan que estoy loca porque me gusta la remolacha. El color me gusta más y el sabor a tierra mojada. El olor a Palo Santo y el perfume de rosas me recuerda a mi mamá, todavía uso sus pijamas y su sonrisa me sigue contagiando cuando la escucho en mi cabeza. Yo era la consentida de mi papá (pero shh... no le digas a mis hermanos). Estoy enamorada de Jesucristo.

Sara

Me llamo Sara Escobar Escobar. Tengo dos apellidos exactamente iguales. Siento una necesidad muy grande de emocionarme mucho cuando hablo, tanto que levanto la voz y de vez en cuando se me salen algunos gallitos. Me gusta traducir canciones mientras las canto. Amo crear cosas con mis manos y usar el arte para robarme una sonrisa del vecino. Me gusta dejarle noticas a los invitados de mi casa y hacerles algo de comer. Me gustan las cosas con muchos colores y me dan asco las bacterias. Dibujo cuando estoy aburrida, y cuando no también. Hace poco descubrí que tengo un don para hacer café.

Evaluna

Soy Evaluna. Me gusta el mate y el café, aunque de vez en cuando me dé taquicardia. Me gusta sonreír mucho y que la gente me sonría a mí. Me gustan los cariñitos en la espalda antes de dormir. Me gusta el sonido de la lluvia resbalándose por la ventana. Me gusta como huele el viento de un clima fresquito. Me gusta decir te amo, hasta se me escapan cuando estoy por colgar el teléfono con una persona que no conozco. Creo en el poder de los abrazos. Y quisiera que en esta vida que Dios me ha dado pueda hacer feliz a los demás.

Anastasia

Me llamo Anastasia. Todavía no sé bien de qué color son mis ojos porque cambian según la ropa que tengo puesta. Soy bastante callada con las personas que no conozco. Quizás un poco loca con las que sí. Tengo una lista de cosas que quiero para mi vida. Me gusta mucho el café con leche y la Coca Cola bien fría, pero sin hielo. Tengo las manos y los pies muy chiquitos y sigo comprando zapatos en la sección de niños. Cuando tengo mucho calor se me ponen los cachetes muy muy rojos. Y cuando tengo frío, lo uso como excusa para sacar y desempolvar todos los suéteres que están en mi cajón de ropa de invierno. Me gustan mucho los bolígrafos y marcadores de punta fina y los lápices de portaminas. Si no estoy dibujando o creando, amo ir al cine y pedirme de todo para comer. Soy mayor de lo que parezco y me gusta ser así.